Mourinho odia y ama a los árbitros según sus resultados