Mourinho y Ramos tienen una tensa relación