Mou, el acumulador de expedientes