La afición opina sobre la amenaza de Mou