La táctica de Mou, al descubierto