Mourino sólo aplaude a quien le aplaude