Mourinho vive su misión 13 en el Camp Nou