Mou vuelve a cargar contra los jugadores