El séptimo de caballería, en el Bernabéu