Contra la crisis, goles