La forma de pago y el fair play financiero retrasan la venta de Ángel Di María al PSG