La final de la Copa del Rey, el 17 de mayo en el Santiago Bernabéu