La defensa, el gran problema del Real Madrid ante el Betis