Cristiano Ronaldo no se fue satisfecho del terreno de juego