Las caras de Cristiano delatan su “tristeza”