Cristiano quiso darlo todo, aún lesionado