El Madrid y Cristiano, indignados con Blatter