Cristiano vio la luz después del túnel