Critiano no tuvo un centenario dorado