Cristiano Ronaldo no es el primero en tener “una pataleta”