Cristiano recupera la sonrisa a base de goles