Cristiano Ronaldo vuelve a rugir a unos días del Clásico decisivo