Otro misil de Cristiano abrió el marcador en Pamplona, con ayuda del portero