Cristiano no está tan fino tras la lesión