Cristiano se toma un descanso después de tres semanas sin parar