Ronaldo muestra su lado más humilde