Cristiano vuelve a marcar aunque nunca perdió la confianza del equipo y Benítez