CR7, ¿jugar o no jugar?