Cristiano Ronaldo tendrá que comandar al Madrid para no despedirse de la Liga en Vigo