El deseado Apoel será el rival para el Madrid