La carrera por el "9" blanco