Volvió Jesé tras su lesión, y el Bernabéu se rindió ante el canterano