Varane hizo olvidar la falta de Pepe y Ramos