Valencia, el coto privado de Higuaín