Tiki taka, toques por el aire y mucha felicidad en el entrenamiento del Real Madrid