Sergio Ramos es el espíritu del Real Madrid