Sergio Ramos, pasión, carácter y corazón