Sergio Ramos nunca se 'borra' y jugará la final ante San Lorenzo