Sergio Ramos no ha recibido ninguna contraoferta y tiene decidido irse del Madrid