Sergio Ramos, leyenda a los 27