Sergio Álvarez, el gato del Celta de Vigo, amenaza con sus "garras" al Real Madrid