Lo mejor y lo peor del Madrid para la final