El Madrid, "harto" de los arbitrajes