7.000 aficionados arropan a los jugadores del Real Madrid en Valdebebas