Mourinho se debate entre el talento o el músculo