Marcelo: "Esto no puede quitar la sonrisa de nadie y menos la mía"