Diego López y Courtois tienen al Copa en sus manos