¿Qué falló en el juego del Barça?