¿Se acabó el ciclo del Barça?