El Real Madrid sale vivo del 'infierno'